IKWASHENDWNA (Cuatro Pilares)

INFORMACIÓN GENERAL

Lugar sagrado en Gonawindúa, Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia, 
espacio de concertación del Proyecto.

Este es el documento del proyecto IKWASHENDWNA como se presentó a la UNESCO, luego del encuentro en Tehzumake, Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia.

AUTORIDADES ESPIRITUALES PUEBLOS ORIGINARIOS DEL MUNDO

GRUPO COORDINADOR

Instituciones de apoyo:

UNESCO PAÍSES ANDINOS

Sistemas de Conocimientos Locales e Indígenas - Programa LINKS-UNESCO

2012-2025

 

PROYECTO IKWASHENDWNA, LOS CUATRO PILARES

 

  1. RED DE SABEDORES DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

 

  1. RESERVAS ESPIRITUALES DE LA HUMANIDAD

 

  1. CASAS DEL CONOCIMIENTO

 

  1. DIALOGO TRANSCULTURAL

 

Presentado por el Grupo Coordinador de Sabedores de Pueblos Originarios del Continente, en asocio con Roberto A. Restrepo, Coordinador General.
 

 

Presentación

 

 

Ya es sabido por nosotros el extraordinario conocimiento que los pueblos ancestrales del mundo, conocidos como originarios o indígenas,  han desarrollado y mantenido por milenios.

Denominamos pueblos ancestrales americanos aquellos cuya génesis cultural puede rastrearse antes de 500 años y del llamado “descubrimiento” en América, por milenios en este continente y en otra parte del mundo, y que han conservado su cosmovisión, pensamiento y cultura como una “Ley de Origen”, siendo coherentes con ella en su actual visión del mundo y el saber hacer mediante el cual se relacionan con lo sagrado, la naturaleza y los otros seres humanos.

También somos conscientes de la actual crisis en que se debate nuestro planeta, producto de otro tipo de conocimiento que, luego de su implementación y dominio desde hace más de 5.000 años en el mundo y a partir de 500 años en América, ha demostrado su limitación como forma armónica de relacionamiento.

Luego, como corolario obligado, es en el retorno a esta fuente sagrada de la sabiduría ancestral – unión de pueblos y territorios - donde podemos encontrar las alternativas, conocimientos y formas de saber hacer para iniciar un diálogo transcultural (en igualdad real de condiciones), permitiéndonos afrontar esta crisis actual que ya amenaza con desbordarnos. Tenemos posibilidades inmensas, en esa espiral del espacio-tiempo y su sentido de que el futuro está en el antes, de poder hacer un verdadero balance crítico de nuestra forma de estar en el mundo y poder construir ese mundo posible para todos. El mundo de la crianza mutua: “crío para ser criado y como crío soy criado”, diálogo, reciprocidad, complementariedad y respeto.

 

El Proyecto:

A partir de una historia olvidada, que no por eso deja de ser cierta, hoy sabemos que el poblamiento de América pudo darse desde hace por lo menos 50.000 años, partiendo de la Patagonia y el nordeste brasilero, en una posible ruta sur-norte, tan antiguo como la presencia del sapiens en Europa y Australia, y conectado con territorios de origen fuera del continente que apenas estamos dilucidando.

En ello coinciden datos paleontológicos y arqueológicos, los mitos del origen de los pueblos originarios y muchas de nuestras investigaciones actuales. Según algunos de estos mitos, las madres y padres ordenadores, antes de la desaparición de sus tierras ancestrales, se dispersaron por lugares seleccionados del mundo creando o entrando en diálogo con estos pueblos originarios, instaurando una “Ley de Origen” semejante, que permitió la recreación de un mundo que hoy llamaríamos sostenible y equitativo. Una de las formas de transmitir este conocimiento fue a través del llamado “arte rupestre”, cuyos símbolos aparecen grabados o dibujados en aleros y cuevas en lugares considerados como sagrados por estos pueblos y relacionados con rutas o caminos igualmente sagrados, donde se encuentran los espacios rituales.

Un aspecto muy interesante es que el elemento o ser natural conector de estos lugares y rutas es el agua, por lo cual existe una cosmovisión y un saber hacer relacionados con las fuentes hídricas. Un equipo al que pertenecen algunos miembros del Equipo Coordinador ha realizado un seguimiento por el territorio americano, desde la Patagonia, tierra de tehuelches y mapuches, hasta el noroccidente de EEUU, tierra de los Anasazi, los Hopi, Navajo y Zuñi, encontrando “símbolos conectores” muy sugerentes, lo que indica una temprana unidad de este conocimiento. Algo parecido a la investigación que sigue el “Grupo de Encuentros Tempranos” del Museo Nacional de Antropología de México. Igualmente, en los actuales contactos con sabedores de pueblos originarios: los Dogón de Mali -África Central -, Mongoles y Buryats de los Montes Altai y el Lago Baikal; Hopi, Navajo y Pueblo del Suroccidente de los EEUU (“Cuatro Esquinas”), los Otomí, Mexica y Wixárika de México, los Mayas de México y Guatemala, los Kogi, Wiwa, Kankuamo y Arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta (“Corazón del Mundo”) en Colombia, Los Quero, kechua y Aymara de los Andes Centrales,  los Witoto, Shuar, Desana, Cubeo y Ashaninka del Amazonas, Warpe de Argentina y los Mapuche de la Patagonia chileno-argentina, percibimos esta similitud de visión y de símbolos sagrados.

Caminar estos lugares y las rutas sagradas de América y de otros continentes, acompañados de sabedores y autoridades espirituales de los pueblos originarios, implica ir formando una red de sabedores en forma operativa, activar lugares sagrados del mundo – necesario para el momento actual según ese conocimiento -, identificar estos lugares para proponer a UNESCO una red protegida de lugares de excelencia, las Reservas Espirituales de la Humanidad, ubicar los espacios en que el conocimiento ancestral pueda mantenerse, trasmitirse y ponerse en práctica, propiciando el diálogo transcultural entre saberes y sabedores de distintos pueblos y pensamientos buscando una nueva conciencia y una visión diferente del agua y el ambiente en general, una forma de estar en el mundo coherente con esta visión.

 

Aspectos interrelacionados del Proyecto:

(Los cuatro pilares)

  1. Red operativa de saberes de los pueblos originarios, para el fortalecimiento y  la recuperación conjunta del conocimiento ancestral, la implementación del ritual como la “tecnología” más fuerte e innovadora y del saber hacer complementario. Formación del “cinturón espiritual planetario”.

  2. Implementación de las Reservas Espirituales de la Humanidad, donde los sitios sagrados primordiales de todos los pueblos originarios del mundo sean activados y conservados como fuente de espiritualidad y de vida, semillas planetarias. Es importante recordar que la mayoría de estos lugares  están relacionados con estrellas hídricas o fuentes esenciales de agua, son santuarios de biodiversidad y hacen parte de rutas sagradas. La protección y conservación de estos sitios debe estar en manos de los sabedores de los pueblos originarios que los habitan (Gobierno Propio, Gobernabilidad y Autonomía).

  3. Creación de Centros de sabiduría tipo “Yachay Wasi” o “Casa del Conocimiento”, donde los sabedores espirituales de los pueblos originarios puedan entrar en diálogo entre sí y complementar su conocimiento, haciéndolo operativo para la humanidad en general, uniéndose al conocimiento moderno cuántico, holístico y sostenible, a la vez que perpetuarlo entre los aprendices de las nuevas generaciones, incluyendo todos los pueblos planetarios. Este proceso se hace en concordancia con las Metas del Milenio y los Objetivos del Desarrollo Sostenible de las UN.

  4. Continuidad de un Diálogo Transcultural entre sabedores de distintos pueblos y pensamientos, donde, a partir de la visión de los pueblos originarios de la crianza mutua: “diálogo, reciprocidad, complementariedad, respeto”, estos sabedores puedan repensar nuestro sentido del desarrollo y hacer propuestas al público en general y a las autoridades nacionales y mundiales que toman decisiones a nombre de los ciudadanos y pueblos.

  5. Formación de un mercado común de pueblos indígenas americanos, para intercambiar y comerciar sus productos propios, logrando un precio justo y apoyando los planes de vida de sus comunidades.

 

Metas a lograr en 2012-2025:

  1. Formación de la Red Operativa de Saberes de los Pueblos Originarios, mediante la convocatoria de sabedores respetados y apoyados por cada pueblo originario del mundo, para iniciar una serie de reuniones coordinadas, en lugares sagrados del planeta y relacionados con el agua, con el fin de iniciar el diálogo complementario del conocimiento y la iniciación y continuidad de los rituales que despiertan, activan y potencian estos lugares como vórtices energéticos del cuerpo planetario. Coordinación de acciones en otros lugares con los pueblos originarios del mundo, mediante el apoyo de la Red de sabedores.

  2. Elaboración y presentación del Proyecto de Reservas Espirituales de la Humanidad, ante la Conferencia General de la UNESCO antes del 2025, buscando su aprobación con apoyo de gobiernos conscientes, redes sociales y ciudadanos de los distintos continentes y las organizaciones indígenas de cada país.

  3. Impulso al ya propuesto  proyecto del Foro Permanente del Agua en las Naciones Unidas, que se están presentando actualmente los pueblos indígenas en el Foro Permanente que ellos tienen ante UN, para presentarlo en los mismos escenarios del de Reservas Espirituales de la Humanidad. Ambos conforman una dualidad complementaria de esta visión de relacionamiento entre lo sagrado, la naturaleza -ejemplo con el ser agua- y los seres humanos, efectuando la crianza mutua.

  4. Elaboración concertada del proyecto de los Centros de sabiduría tipo “Yachay Wasi” o “Casa del Conocimiento”, apoyados en la Red de Sabedores y en el Foro Permanente. Esta especie de “poliversidad” de la sabiduría de los pueblos del mundo debe posibilitar el fortalecimiento, la recuperación, elaboración y reproducción de este conocimiento, y el diálogo transcultural con otros sistemas de pensamiento del mundo, mediante la convocatoria de sabedores respetados de cada cultura, buscando elementos de un desarrollo sostenible y equitativo que apoye las metas del milenio y los objetivos del desarrollo sostenible. Además, actuar como un centro de enseñanza y aprendizaje donde el aula es el territorio y la observación y la experimentación el motor del proceso. Los maestros son los “despertadores de la memoria” y los sistematizadores de la experiencia.

  5. Concertación y formación del Mercado Común de Pueblos Indígenas del continente.

 

Metodología:

Plantear una estrategia donde, en cada paso, se pueda trabajar al unísono en los cuatro componentes interrelacionados: la red de sabedores, la ubicación y activación de los sitios sagrados para la concertación del proyecto de reservas espirituales de la humanidad con el apoyo al proyecto del foro permanente del agua , ubicación de los centros de conocimiento e inicio del diálogo transcultural. Esta estrategia está definida en los encuentros y las rutas sagradas a seguir, junto a los sabedores de distintos pueblos, a través de América y el mundo –Mongolia, Malí, otros-. Se está desarrollando un protocolo propio, único, de acuerdo a un saber ancestral diferente al occidental predominante.

Conectarnos, a través de los puntos focales del ACHALC (Atlas de Culturas Hídricas, UNESCO) y de las organizaciones indígenas americanas con el apoyo de pueblos y organizaciones indígenas colombianos, manteniendo contacto con sabedores espirituales de los pueblos originarios del mundo, con los que ya sostenemos un diálogo abierto. Alianzas estratégicas y aspectos académicos y administrativos, así como la preparación de la propuesta de las Reservas Espirituales de la Humanidad,  se harán por medio del Grupo Coordinador del proyecto y la oficina de UNESCO para la región andina, con sede en Quito, Ecuador.

Fuentes de financiación: El proceso se ha adelantado hasta el momento por medio de distintas entidades continentales, quienes a través de su gestión han financiado distintos encuentros con sabedores de Norte, Centro y Sur América, Asia y África, con quienes se han creado las bases espirituales y materiales de los cuatro pilares. Ahora adelantamos conversaciones con otras importantes instituciones nacionales e internacionales con el mismo fin.

En este sentido se han establecido alianzas con Floresta Proyecta, INC, Kalliopeia Foundation, Christensen Fund, Tibet House NY, The Thirteen Indigenous Grandmothers, Foundation for Gaia (Suiza-Inglaterra), Instituto para el Patrimonio Natural y Cultural de la Federación Rusa, Foro Mundial del Agua. Otro sistema será mediante donaciones voluntarias coordinadas por esta página, con una veeduría de aceptación general, dentro de una política de plena transparencia y crianza mutua.

 

CRONOGRAMA 2013-2025

Convocatoria a sabedores indígenas de América, Asia y África para efectuar catorce encuentros entre 2013 y 2025, con el fin de continuar la formación de la Red de Sabedores, la ubicación y activación de Lugares Sagrados y concertar las sedes de los Centros de Sabiduría; dos reuniones anuales programadas para el Grupo Coordinador desde 2019, buscando definir la propuesta y elaboración del documento de los proyectos: Reservas Espirituales de la Humanidad y Foro Permanente del Agua. Seguir nueve grandes rutas sagradas del continente americano ubicando los lugares sagrados a proteger, elaborando una serie de videos documentales para hacer su difusión mundial. Presentación propuesta Reservas Espirituales de la Humanidad.

 

Encuentros de la Red de Sabedores:

2013

PRIMER encuentro: Mayo, Sierra Nevada de Santa Marta. Tezhúmake, Participación del pueblo Wiwa, Gonawindúa, (Colombia) como anfitriones, otros pueblos indígenas colombianos y binacionales: Misak, Bora, Muinane, Witoto,  (Colombia), Hopi y Nakota (EEUU),  Wixárika (Huichol) y Otomí (México), Guna-Dule (Panamá-Colombia), Quero (Andes Centrales), Harakmbut y Ashaninka (Amazonía peruano-brasilera), Tehuelche-Mapuche (Patagonia), Altai (Mongolia).

SEGUNDO encuentro: Julio, Territorio y pueblos Nakota y Sioux (EEUU); 20 pueblos originarios norteamericanos,  Kogi,  Arhuaco, Wiwa (Colombia).

2014: EEUU (Cuatro Esquinas), encuentros parciales en Colombia, Japón y Australia.

2017-2018: Guatemala y México

2019: Perú

2020: Argentina
2021: Brasil
2022: México
2023: Suroeste de los EEUU

2024: Colombia
2025: Por definir
 

Encuentros (siete, uno anual) del Grupo Coordinador Reservas Espirituales de la Humanidad

2019: Perú o Bolivia
2020: Argentina
2021: Brasil
2022: México
2023: Suroeste EEUU
2024: Colombia
2025: Por definir

Rutas sagradas, lugares a preservar, recorrido con el grupo coordinador y sabedores invitados

2017-2018:  Preparaciones

2019: Ruta de Wiracocha-Tunupa, Perú-Bolivia-Chile
2020: Ruta de Quetzalcóatl, México; Kukulkán, Yucatán

2020: Ruta del Guanaco sagrado, Patagonia argentina, Chaltén-Lago Belgrano, siete lagos

2021: Ruta de Cete Cidades, Brasil; Siete lagos sagrados, Colombia
2022: Ruta de Gucumatz, Guatemala
2023: Ruta de los Anasazi, suroeste de los EEUU; Mano Roja, mismo territorio 

2024: Ruta de la Mano Roja, de Brasil a Colombia, de Colombia a México
2025: Por definir

EQUIPO COORDINADOR PROYECTO (Quincunce)

Mindahi Bastida, pueblo Otomí, México

Nana Rosenda, pueblo Maya Kaqchikel, Guatemala

Abadio Green, pueblo Gunadule, Panamá-Colombia

Roberto A. Restrepo, investigador, Colombia

@2019 Roberto A.  Restrepo| Pensamiento Americano| Creado con Wix.com